Éxtasis en la intercampaña mexicana

México está en período de intercampañas que se inició el pasado 12 de febrero y terminará el 29 de marzo. A partir de entonces dará comienzo oficialmente a la campaña electoral, momento en el cual los diferentes líderes políticos podrán pedir el voto a sus conciudadanos para las elecciones del próximo 1 de julio de 2018. Por ahora, es muy destacable el éxtasis en la intercampaña mexicana, a tenor de lo que muestran sus candidatos.

Durante esta etapa de mes y medio, los tres principales candidatos a la presidencia –Andrés Manuel López  Obrador (MORENA), Ricardo Anaya (PAN) y José Antonio Meade (PRI)– están manteniendo un perfil bajo en sus apariciones públicas, condicionados por las limitaciones que la Ley Electoral impone en este tiempo.
Pese a ello, diferentes medios de comunicación ya han difundido varias encuestas de intención de voto. Los primeros estudios muestran tendencias que dibujan un  boceto de cómo puede quedar el panorama político tras las elecciones. Sin embargo, el alto número de personas que no contestan –alrededor del 25%hace difícil afirmar vehementemente los escenarios futuros.
Todo ello nos permite analizar qué emociones transmiten los candidatos en las fotos de sus perfiles sociales. Las redes serán precisamente uno de los terrenos en los que se presentará una mayor batalla desde el punto de vista de la comunicación política emocional.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO): éxtasis ante el primer puesto de las encuestas

Éxtasis en la intercampaña mexicana - López Obrador

Las encuestas señalan que AMLO, de la coalición Juntos Haremos Historia, alcanzará la victoria con un promedio del 32’8% de los votos. Estas buenas perspectivas electorales se relacionan con el ÉXTASIS que el candidato muestra en la foto de perfil de sus redes sociales. Junto al altísimo índice de activación y FELICIDAD, describen a un hombre que confía en sus opciones. En este sentido, se presenta ilusionado, transmitiendo positividad ante la posibilidad de un resultado histórico en la política mexicana. De confirmarse los sondeos, rompería con la hegemonía del PRI y del PAN.

Ricardo Anaya: éxtasis y felicidad por una remontada que se cree posible

Éxtasis en la intercampaña mexicana - Ricardo Anaya

El candidato de Por México al Frente, el panista Ricardo Anaya, se sitúa el segundo en todas las encuestas, con una media del 25’4% de los sufragios. De todas maneras, cabe recordar que en 2006 todos los sondeos daban la segunda posición a su antecesor Felipe Calderón (PAN) tras AMLO. Finalmente, saltó la sorpresa y el panista consiguió ganar las elecciones. Confiado en reeditar esta situación, Ricardo Anaya muestra ÉXTASIS. Asimismo,  cabe la duda de que exista la posibilidad de no recuperar el poder que su partido tuvo entre 2000 y 2012. Su manifiesta FELICIDAD es reflejo de los meses que aún restan para los comicios y que han permitido a otros líderes panistas anteponerse a todas las encuestas preelectorales. Habrá que ver la capacidad de la coalición para remontar los sondeos que les van en contra.

José Antonio Meade: éxtasis y felicidad moderadas ante unas difíciles perspectivas electorales

Éxtasis en la intercampaña mexicana - José Antonio Meade

Todos por México y su líder José Antonio Meade (PRI) parecen que ocuparán la tercera posición. Pese a ello, el primer candidato priista que no milita en el partido, se muestra positivo y capacitado para remontar las malas perspectivas electorales. En el perfil de sus redes sociales muestra ÉXTASIS, mezcla de un índice moderado de FELICIDAD y ENFADO. Esto denota una amalgama descriptiva de la situación en la que se encuentra: rezagado en los sondeos pero con mucho tiempo delante para mejorar los resultados. Por todo ello, el candidato muestra una actitud positiva ante una perspectiva temporal a su favor puesto que quedan todavía cuatro meses para las elecciones.

Tendencias demoscópicas homogéneas… y muchas dudas

Las encuestas muestran tendencias de fondo y los resultados parecen dibujar un escenario claro. Sin embargo, anteriores estudios señalan que se producen errores  y que a veces, los resultados distan de los predecidos. Por ahora,  el análisis emocional indica que los candidatos se muestran felices y confiados ante sus posibilidades. No obstante, los votantes parecen sólo dar credibilidad a AMLO. Así pues, habrá que ver cómo se desarrolla la campaña y cuáles son las estrategias seguidas por las coaliciones. Lo que parece claro es que las emociones jugarán un papel central a la hora de comunicar sus propuestas. Estaremos atentos a lo que sucederá en las próximas semanas.