Una Hillary Clinton consternada camino a la Casa Blanca

Hillary Clinton se ha convertido en la primera mujer en la historia en proclamarse candidata a Presidente de los Estados Unidos por el partido demócrata. Tras cuarenta años de experiencia en política como senadora, secretaria de Estado y primera dama, ahora ha conseguido vencer al otro candidato demócrata, Bernie Sanders, y aspira a suceder a Barack Obama en la Casa Blanca.

En el último supermartes de las primarias demócratas y tras vencer en cuatro de los seis estados en los que se votaba, Clinton se dirigió a sus seguidores en Nueva York acompañada de su marido, el ex presidente de los EEUU, Bill Clinton, con el que se fundía en un emotivo abrazo tras su discurso.

La técnica de reconocimiento facial de emociones de Emotion Research Lab muestra a una Hillary Clinton consternada camino a la Casa Blanca que es consciente del hito ante el que se encuentra, y de ello dio claras muestras en su comparecencia.

Una Hillary Clinton consternada camino a la Casa Blanca

La candidata del partido demócrata a la presidencia de los Estados Unidos de América mostró CONSTERNACIÓN , tal vez por toda la situación que está viviendo y porque en pleno siglo XXI sea noticia que una mujer pueda llegar a ser Presidente de los EEUU. Llama la atención la CULPA que muestra al recordar al público que “es la primera vez en la historia de nuestra nación que una mujer será la candidata principal del partido para ser presidente de los Estados Unidos”. Esto puede verse como un signo de responsabilidad, entiende que muchas esperanzas están puestas en ella y que no será fácil corresponder a todas las demandas. A pesar de ser un discurso positivo y lleno de optimismo, el nivel de confianza emitido por Hillary Clinton es bajo, algo que no resulta coherente.

Los aplausos y los vítores del público aumentan el MIEDO y la SORPRESA en su rostro. Clinton siente el apoyo de sus seguidores pero sabe de nuevo que no será fácil y que tiene ante ella un gran cometido. Todo su discurso está plagado de CONSTERNACIÓN, igualmente cuando habla de Seneca Falls, lugar mítico en EEUU desde que en 1848, en ese mismo lugar se realizó la primera convención sobre los derechos de la mujer, cuna del feminismo estadounidense y bandera que ella ha llevado durante toda la campaña.

La candidata cede ante el público y afirma que “esta noche pertenece a todos vosotros”, lo que levanta los aplausos del público. En ese momento, Hillary Clinton muestra MIEDO y CONSTERNACIÓN. Hillary Clinton no acompaña su expresión con el tono victorioso de su discurso, que carece de felicidad, lo que es incongruente y le resta confianza.

El discurso ganador que Clinton expuso en Nueva York ha revelado que ella sabe de la responsabilidad ante la que se encuentra y de los complicados asuntos a los que a partir de ahora se enfrentará, algo que no será fácil. El camino a la Casa Blanca solo acaba de empezar y ahora, luchar contra el candidato republicano, Donald Trump, es el siguiente paso que debe vencer si busca convertirse en una figura histórica al proclamarse primera mujer que se corona Presidente de los EEUU.