Mariano Rajoy muestra traición ante el desafío secesionista

Mariano Rajoy muestra traición como emoción predominante ante el desafío secesionista tras el acto de investidura del nuevo President de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. En su intervención en el palacio de la Moncloa se refirió a la posición que tomará su gobierno aún en funciones.

Análisis de las emociones

Las emociones predominantes en todo el discurso son la tristeza y la traición, por lo tanto consideraríamos que sus palabras son coherentes con el mensaje de preocupación que transmite.

  • “Cualquier actuación que pueda adoptarse por parte del nuevo gobierno de Cataluña, de su Presidente, de su Parlamento o de cualquier institución que suponga la vulneración de la Constitución y del ordenamiento jurídico para que tengan la respuesta del Estado de Derecho para defender la democracia y la Ley”: TRISTEZA Y TRAICIÓN: Estas emociones son coherentes con esta frase, pues Mariano Rajoy se muestra contrario a la ruptura del Estado español que no deja de promoverse desde las instituciones catalanas y que desde su gobierno no piensan permitir.
  • “Nuevo gobierno de Cataluña”: INTRIGA, tal vez por la manera en la que se ha investido al nuevo President, de forma repentina e inesperada, y por las diferentes formaciones políticas que forman ese Gobierno con propuestas muy diferentes entre sí y con el único punto en común de la búsqueda de la independencia de Cataluña.
  • “Ordenamiento jurídico, institución, Constitución, Ley”: ORGULLO, son palabras relacionadas con los mecanismos democráticos establecidos.
  • “Los españoles pueden estar tranquilos”: TRISTEZA, no es demasiado coherente con sus palabras. Puede que crea muy probable que los catalanes van a utilizar todos los procedimientos, incluso ilegales, como ya han hecho ver que harán para conseguir la independencia de Cataluña,  influyendo eso en todos los españoles.
  • “No permitiré que nadie se arrogue poderes ilimitados”: TRISTEZA.
  • “No permitiré”: ORGULLO.