Lasso se siente traicionado ante su derrota en las elecciones de Ecuador

Lasso se niega a aceptar los resultados de las elecciones ecuatorianas que le sitúan con un 48,84% de los votos frente al 51,16% obtenido por Lenin Moreno con un escrutinio al 99,46% .

Guillermo Lasso exige un nuevo recuento de votos

El candidato de centroderecha ha declarado abiertamente que un Gobierno de Moreno sería “ilegítimo” y ha impugnado el resultado ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por lo que él considera “pretensiones de fraude”.

La OEA avaló los resultados el pasado lunes y reconoció la victoria de Lenin. Además indicó que, “al momento del cierre, en casi la totalidad de mesas observadas había delegados de las dos organizaciones políticas, a quienes se entregó una copia del acta al finalizar el escrutinio”

Pese a ello, Lasso mantiene una actitud de denuncia también en sus redes sociales en las cuales publicó el mismo lunes que, “está solo en manos de la OEA evitar el fraude y salvar la democracia en el Ecuador”

Lasso se siente traicionado y con temor

El líder opositor se siente TRAICIONADO ante los resultados. Las emociones primarias dominantes son TRISTEZA (40%) y MIEDO  (38%) en una segunda vuelta que situaba a Lenin como favorito. Una activación del 91% donde las emociones negativas son claramente dominantes haciendo constar la preocupación del candidato.

Mientras tanto Lenin Moreno dirige sus discursos al pueblo ecuatoriano acompañado de Correa quien no dudó en hacer declaraciones sobre lo ocurrido, “la derecha derrotada, pese a sus millones y su prensa”.

Ante la victoria obtenida por Alianza País, su candidato muestra ÉXTASIS al sentir el apoyo y la confianza de quienes lo han elegido como Presidente de la República.

El nuevo presidente centrará su plan de gobierno en el acceso a la educación, la creación de viviendas de interés social para población en situación de riesgo y la lucha contra la violencia y el narcotráfico.

Propuestas acordes al concepto de “socialismo del siglo XXI” que defiende junto a otros países sudamericanos como Venezuela o Bolivia.