La profunda indignación de Rivera contra los antisistema catalanes

Los disturbios diarios que se sufren desde hace más de una semana en el barcelonés barrio de Gracia han encendido todavía más las relaciones entre los partidos nacionalistas y los anti independentistas. Una orden judicial exigió el desalojo de los okupas  instalados en la antigua sede de una sucursal bancaria y desde ese día los enfrentamientos no han hecho más que repetirse día tras día. El ultimo partido en despreciar estos actos vandálicos ha sido Ciudadanos que con la profunda indignación de Rivera contra los antisistema catalanes en una entrevista en televisión ha demostrado su postura ante la situación.

La profunda indignación de Rivera contra los antisistema catalanes

El líder de Ciudadanos, nacido en Barcelona, arremetió contra el ayuntamiento actual, regido por Ada Colau, y también contra el gobierno anterior de Convergència i Unió, argumentando que ellos han consentido que en la ciudad de Barcelona se produzcan actos como los que ahora ocurren cada vez que hay una huelga o una celebración de cualquier tipo. Rivera transmite DESAPROBACIÓN, y TRAICIÓN en sus acusaciones, algo que resulta totalmente coherente con su mensaje contrario a estas actuaciones que se están permitiendo desde el Ayuntamiento. Albert Rivera muestra a través de sus emociones, la INDIGNACIÓN que le ocasionan los disturbios que se producen a diario por las calles barcelonesas y que son respaldadas por miembros de la CUP como Anna Gabriel, diputada del Parlament de Cataluña y una de las personas que con su voto logró la investidura de Carles Puigdemont para proclamarse President de la Generalitat de Cataluña el enero pasado.

Albert Rivera, con su discurso moderado instó a “cumplir la ley” y mostró DELEITEen sus afirmaciones. Esto indica su alto nivel de compromiso y confianza con las instituciones como los antidisturbios que tratan de acabar cuanto antes con una situación que podría volverse insostenible. Además, el líder del partido de la oposición en Cataluña acusó al ayuntamiento barcelonés de “encender los ánimos” y de dificultar el desalojo de la casa okupa al contrario de lo que, en su opinión, deberían hacer los cargos públicos. Rivera exhibe, mediante la técnica de reconocimiento facial de emocionesCONSTERNACIÓN, TRAICIÓN y DESESPERACIÓN, emociones que resultan de una gran coherencia con su discurso contrario a los hechos ocurridos.

El malestar que está generando esta situación se suma a las demandas independentistas de cierta parte de la población, lo que está aumentando la división entre los catalanes y acrecentando una brecha social y política que los políticos están aprovechando para la campaña política que se acerca en España, donde cada uno juega sus cartas, con el asunto catalán muy presente, y que seguiremos analizando desde Emotion Research Lab a través de las emociones de los candidatos.