La orgullosa victoria de Keiko Fujimori

De nuevo la familia Fujimori vuelve a lo más alto de la política peruana. Tras el polémico mandato de Alberto Fujimori de 1990 a 2000, ahora es su hija Keiko la que se presentaba como Presidenta de Perú por Fuerza Popular para el próximo mandato y la que ganó ayer obteniendo un 39,4% de los votos al 64% de los votos escrutados frente al 23,7% de Pedro Pablo Kuczynski, del PPK, partido de centroderecha. Sin embargo, será necesaria una segunda vuelta prevista para el 5 de junio que decidirá el futuro del país latinoamericano. Desde Emotion Research Lab, mediante la técnica de reconomiento facial de emociones hemos querido mostrar la orgullosa victoria de Keiko Fujimori en un momento clave en la política peruana.

Hasta el último momento el segundo puesto estaba disputado entre Kuczynski y Verónika Mendoza, del izquierdista Frente Amplio, pero finalmente ha sido el partido de Peruanos por el Kambio el que ha conseguido entrar en segunda vuelta. Además se ha confirmado también el triunfo del fujimorismo en el Congreso, donde habría conseguido al menos la mitad de los escaños.

La orgullosa victoria de Keiko Fujimori

El ORGULLO mostrado por Fujimori en la rueda de prensa tras conocer el resultado de las elecciones presidenciales coincide con el compromiso y la confianza que manifestó en su discurso donde llamó a los peruanos a volver a votarle en segunda vuelta ya que este “resultado electoral expresa voluntad de reconciliación”, como muestran los niveles plenos de activación emocional. Keiko ha tratado desde el primer momento de la campaña de reconciliar a los peruanos con su figura, duramente empañada por los casos de corrupción de su padre que todavía se encuentra en prisión por diferentes casos de corrupción y de lesa humanidad.

A pesar de ello, esta victoria no es contundente. Keiko Fujimori tendrá que enfrentarse en segunda vuelta al antifujimorismo. El rechazo a la figura del exmandatario y a todo lo relacionado con él es una fuerte amenaza para la aspirante a Presidente del Perú, pues ahora parece que todas las fuerzas diferentes a Fuerza Popular, optarán por la opción de Kuczynski, que concentrará todo el voto contra ese apellido que marcó y parece que seguirá marcando la historia del país.