El disgusto de Mariano Rajoy en la jura ante el rey

 

El DISGUSTO de Mariano Rajoy en la jura de su cargo muestra que, por segunda vez, Presidente del Gobierno de España es consciente de la difícil legislatura a la que se enfrenta. Todo indica que no será un gobierno fácil. El líder popular se siente apesadumbrado. Así lo han demostrado sus emociones en el juramento de su cargo ante la Constitución y ante el rey esta misma mañana.

Tras diez meses en funciones, España tiene Presidente. El sábado, Rajoy obtuvo la confianza del Congreso de los Diputados en la segunda votación de la sesión de investidura. Con 170 votos a favor y 111 votos en contra. La abstención de 68 de los 85 diputados socialistas. Y este PSOE más resquebrajado que nunca. Un hecho insólito en la democracia española. No han sido días fáciles para la política española.

El desbloqueo institucional ha sido un camino largo y duro. Repleto de negociaciones que finalmente han llegado a su fin. El PSOE se abstenía, aunque no en bloque, y con mayoría simple, el PP lograba hacerse con la presidencia del Gobierno. La segunda sesión de investidura estuvo repleta de momentos tensos. El más comentado lo protagonizó Gabriel Rufián, diputado de ERC, con su discurso incendiario dedicado al PSOE. Antonio Hernando quiso hacer uso de su turno de réplica y fue aplaudido por la mayoría del Congreso de los Diputados.

La difícil legislatura que le espera a Mariano Rajoy

El DISGUSTO de Mariano Rajoy puede tener una explicación coherente. Como ya se ha comentado, la legislatura no va a ser fácil. Ni siquiera se sabe si durará los cuatro años que están previstos. El ambiente tenso que se vivió en la última sesión de investidura así lo confirmó. Tanto PSOE como Podemos se disputan la oposición. Y además, el PSOE primero tendrá que organizarse internamente.

El siguiente paso para el líder popular es la formación de gobierno. ¿Con quién contará en su equipo? El jueves se comunicará la composición del nuevo Gobierno y sabremos si existen cambios o algunos nombres se mantienen en el grupo. Por el momento, España ya cuenta, de nuevo, con Presidente del Gobierno y la coletilla “en funciones” quedará en el pasado.