La confrontación contra Corea del Norte de la Embajadora de Estados Unidos ante la ONU

La actual cuestión política que se está viviendo en Corea del Norte – Se lanzó un misil que aterrizó en el Pacífico volando justo por encima de Japón – fue un tema a tratar en la reunión de las Naciones Unidas. La acción fue condenada por varios países, especialmente Inglaterra. Tanto fue así que, después del Brexit, pasó a ser una cuestión crucial para Theresa May. El discurso en las Naciones Unidas por parte de la embajadora de EEUU también hizo patente el enfrentamiento existente.

Nikki Haley, la actual embajadora de Estados Unidos ante la ONU, interviene en su discurso durante la reunión de emergencia de la ONU. En su agenda el tema principal a tratar se basaba principalmente en Corea del Norte. Afirma que “Pyongyang estaba “suplicando por el estallido de guerra” después de probar un dispositivo termonuclear más poderoso que la bomba lanzada sobre Hiroshima”, dijo un periódico independiente.

Las emociones revelan que la confrontación contra Corea del Norte es real

Haley habla en las Naciones Unidas sobre un tema candente y actual en Corea del Norte. Pide a los votantes que impongan sanciones a Corea del Norte. La confrontación existente con Corea del Norte permite observar que las emociones son muy serias.
Al principio, la embajadora, menciona que “la acción de Kim Jong Un no puede ser vista como defensiva” mostrando un alto nivel de CONFIANZA y especialmente SATISFACCIÓN. Haley confía en el poder del Cuerpo del Ejército de EE.UU. y no muestra miedo ante esta ofensiva.
Más adelante, cuando cita el nombre del líder norcoreano, expresa ODIO. Este no es el único momento en que podemos verlo.

Nadie quiere una guerra y Haley tampoco. Las emociones de DESCONTENTO, REPULSIÓN y especialmente de RECHAZO aparecen cuando menciona “la guerra es algo que Estados Unidos nunca ha deseado, no lo queremos ahora”. Una escalada nuclear es la peor solución para este conflicto. ARROGANCIA y CONFRONTACIÓN se muestran cuando dice que “la paciencia de nuestro país no es ilimitada”. La embajadora está segura de que Estados Unidos tiene suficiente poder para derrotar a Corea del Norte.

Su rostro muestra ALEGRÍA, SATISFACCIÓN y ÉXTASIS en “Ha llegado el momento de agotar todos los medios diplomáticos para poner fin a esta crisis”. Indudablemente, la posición de los Estados Unidos está del lado de los que están en contra de la guerra.

Observamos un duro mensaje cuando menciona “Estados Unidos mirará a cada país que hace negocios con Corea del Norte como país y los Estados Unidos mirarán a cada país que hace negocios con Corea del Norte como un país que está dando ayuda …”. El ÉXTASIS supera a la Embajadora consciente del poder de Estados Unidos en las Naciones Unidas. Probablemente sabe que pueden ordenar más sanciones a los ayudantes teóricos.

Continuando con las advertencias, dijo: “Lo que hacemos en Corea del Norte tendrá un impacto real, otras naciones proscritas deberán comportarse en el futuro” En este caso CONFIANZA, ORGULLO, SERENIDAD se aprecian fuertemente. Una vez más podemos ver la seguridad en sus palabras.

Como resultado, parece que el conflicto entre los EE.UU. y Corea del Norte no será fácil. Corea del Norte utiliza un misil que amenaza al mundo. América es considerada como el primer orador sobre esas ediciones. Las emociones de la señora embajadora siempre están de acuerdo con el discurso que ofrece. No trata en ningún momento de ocultar ningún tipo de doble sentido. Es obvio, después del análisis emocional, que quiere transmitir un mensaje claro al líder norcoreano. Además, todos los países colaborativos con el régimen de la dictadura pueden ser considerados como enemigo.