La cobardía de Hillary Clinton en su camino a la Casa Blanca

Hillary Clinton ya es oficialmente candidata demócrata a ocupar la Casa Blanca. El último día de la Convención ha sido el elegido para su discurso. Sin embargo, la candidata no muestra una seguridad óptima. La COBARDÍA de Hillary Clinton durante el discurso hace pensar que la ex primera dama muestra cierto temor ante estas elecciones. Donald Trump no es un oponente fácil y es consciente.

Tras los emotivos discursos de Barack y Michelle Obama, cediéndole a Clinton todo su apoyo, fueron su marido, Bill Clinton, y su hija, Chelsea Clinton, quienes acercaron al público a la Hillary más familiar y entrañable. También Bernie Sanders tuvo su momento de gloria. En una agitada Convención, todos esperaban el discurso de Hillary Clinton.

La cobardía de Hillary Clinton en su camino a la Casa Blanca

Orgullosa de ser la primera mujer que opta a la Casa Blanca. Así se mostraba Hillary Clinton ante un público volcado en ovaciones hacia ella. Para Trump solo tuvo palabras negativas y dijo de él que está “movido por el miedo”. ¿Tal vez Clinton seguirá esta estrategia en los próximos meses previos a las elecciones? Hillary Clinton buscó trasladar a las masas emociones y mensajes positivos pero no le funcionó. No está segura y eso puede perjudicarle contra un Trump que casi siempre muestra orgullo y seguridad.

Clinton es una mujer muy experimentada en política. Su profesionalidad es innegable. Pero estas insólitas elecciones pueden desestabilizar su mensaje. Hillary Clinton dijo que será la Presidenta tanto “de los que me voten, como de los que no”. La candidata demócrata carece del evidente carisma de su marido o de Obama. Ello le hace centrarse en enumerar las medidas que pretende tomar y se olvida de los discursos emocionales que llegan y convencen al público.

Los dos grandes partidos norteamericanos ya han emprendido su camino hacia la Casa Blanca. Desde Emotion Research Lab seguiremos pendientes de sus próximas apariciones y de los sucesivos debates que prometen ser excepcionales.