La arrogancia de Iglesias hacia Rajoy

La ARROGANCIA de Iglesias ha marcado la reunión que el líder de Podemos ha mantenido con Mariano Rajoy. Iglesias acudía relajado, argumentando antes de llegar que no apoyará al PP “ni por activa ni por pasiva”. Con una postura ya totalmente decicida, esta reunión era absolutamente protocolaria pero ninguno de los dos pensaba cambiar de opinión. Rajoy ya había logrado horas antes que Ciudadanos se abstenga en una segunda votación para facilitar un gobierno del PP.

Mariano Rajoy, que tuvo que esperar 15 minutos al líder de Podemos debido al tráfico de la capital, estaba SATISFECHO. Sus buenos niveles de activación y de confianza así lo demostraban antes de la reunión. Las expectativas para llegar a un acuerdo era nula.  Su objetivo no era convencer a Pablo Iglesias por lo que esta reunión era un paso más en su camino hacia la Moncloa.

La arrogancia de Iglesias hacia Rajoy

El Secretario General de Podemos trasladó después a la prensa sus impresiones sobre esta reunión. De nuevo reafirmó su rotunda negativa a apoyar al PP y trasladó todo el peso de la investidura al PSOE. Ya lo había hecho Rivera y también Mariano Rajoy, que no dudará en culparle si se convocan nuevas elecciones. Iglesias advirtió al Partido Socialista de que se convertirá “en poco menos que un socio” del PP si se abstiene. El líder de Podemos, continúa tratando de debilitar al partido de Pedro Sánchez. Ser capaces de  liderar la oposición al PP es uno de los objetivos de Podemos. De nuevo recordó al PSOE que no podrán ser ellos si “hacen Presidente a Rajoy”. Además, como ya hizo tras las elecciones del 20D, Iglesias ha vuelto a proponer al PSOE una coalición de fuerzas de izquierda en el Gobierno. Una coalición complicada que tendrá que contar, además de con Unidos Podemos, con ERC, Convergència y con el PNV.

Tras las reuniones con Iglesias y Rivera, Mariano Rajoy se reunirá en las próximas horas con Pedro Sánchez. El líder socialista es consciente de que la formación de un gobierno en España está en sus manos. También Rajoy es conocedor de que continuar siendo Presidente del Gobierno, depende de la abstención del PSOE y tratará de convencerle de ello. De nuevo, el bipartidismo tiene las llaves del gobierno de España.