La abstención de la ira que permitirá un gobierno de Rajoy

La situación en España se ha desbloqueado. ¿A qué precio? El Comité Federal del PSOE se ha decantado por abstenerse en segunda votación. La abstención de la ira que permitirá un gobierno de Rajoy. Así lo confirmaba este domingo Javier Fernández, el líder de la gestora socialista que se ha hecho cargo del partido desde que Sánchez dimitiera. El “no es no” que proclamaba buena parte de la militancia ha quedado en el olvido. España tendrá gobierno antes de fin de año. Y Mariano Rajoy será de nuevo Presidente del Gobierno.

139 votos a favor frente a 96 en contra de la abstención. Pedro Sánchez ni acudió a esta reunión extraordinaria. El sector más crítico, con el PSC y Miquel Iceta como principales representantes, no ha podido convencer al resto de barones que abogan por dejar gobernar al PP y no conducir a España a unas terceras elecciones.

El encargado de comunicar la decisión fue Javier Fernández. El Presidente de Asturias siempre se ha mostrado a favor de la abstención. Sin embargo, sus emociones no resultan coherentes con su verbalización. Tampoco lo hicieron durante el Día de la Hispanidad. La DESAPROBACIÓN que demostró hacia el Presidente en funciones delata que, tal vez, dejar gobernar al PP no es tan buena idea como hacen creer desde su partido. ¿Pero tienen otra opción? El PSOE se encuentra entre la espada y la pared. La abstención puede que sea la decisión menos grave de las que barajan.

La abstención de la ira

 

El nivel de ENFADO que Fernández mostró durante toda la comparecencia es altísimo. La IRA se adueñó de su mensaje cuando comunicaba a la prensa que el PSOE “se abstendrá”. Transmitió la decisión del Comité Federal dejando entrever su DECEPCIÓN, ASOMBRO,  PERPLEJIDAD e incluso PENA ante esta determinación. La decisión ha sido tomada por amplia mayoría pero todo indica que a pesar de saber que era la única opción que había para desbloquear la situación, el líder de la gestora no muestra ni un ápice de simpatía por la postura de su partido.

Además, durante este mensaje pudimos observar las desavenencias que existen dentro del partido socialista. El sector más crítico ha dicho en más de una ocasión que, rompiendo con la disciplina de voto, se niegan a votar una abstención. Fernández se dirigió a ellos y advirtió que la abstención es un “imperativo”. Javier Fernández mostró AGRESIVIDAD y SOBRECOGIMIENTO al dirigirse a ellos. El grupo socialista tendrá que votar en bloque si no quieren ser apercibidos o incluso expulsados del PSOE.

El PSOE no pasa por buen momento. En sus más de 130 años de historia ha atravesado momentos duros pero esto, sin duda, es uno de los más tensos. El partido se encuentra claramente dividido y no existe un líder que consiga calmar las aguas entre ambos bandos. Además, la ruptura con el PSC parece cada vez más clara. Difícilmente, esta situación pueda arreglarse en los próximos meses. Paralelamente, España sí parece salir de la crisis política e institucional en la que se había sumido. Esta semana, Felipe VI se reunirá con los principales líderes políticos y propondrá a Mariano Rajoy como candidato a Presidente del Gobierno. Y con la abstención del PSOE en la sesión de investidura, España volverá a tener gobierno. Por fin, la situación se desbloquea.